Aula Piscina

Cómo medir el ph de una piscina

Cómo medir el pH del agua de una piscina

Contenido

¿Por qué es importante medir el pH del agua de una piscina?

El pH es una medida de la acidez o alcalinidad del agua. Un pH adecuado es esencial para garantizar la seguridad y el confort de quienes utilizan la piscina, así como para prolongar la vida útil del equipo y las instalaciones de la piscina. Por lo tanto, es importante realizar pruebas periódicas del pH para asegurarse de que se encuentra en el rango óptimo.

¿Cuál es el rango óptimo de pH para una piscina?

El rango óptimo de pH para una piscina se encuentra entre 7,2 y 7,6. Un pH demasiado alto o demasiado bajo puede tener consecuencias negativas para la piscina y para quienes la utilizan.

Cómo medir el pH del agua de una piscina

Existen diversas formas de controlar su pH, las cuales clasificaremos aquí desde las más efectivas hasta las menos efectivas.

Los mejores kits de análisis de piscinas

Analizadores de agua electrónicos

En los últimos años han sido varios los analizadores de agua conectados para piscinas. Se trata de una sonda que se sumerge y se deja en el agua de forma permanente. Esta sonda es automática y analiza varios parámetros del agua de la piscina, incluido el pH. Los resultados de la medición son visibles en la aplicación de teléfono móvil vinculada. Es la forma más sencilla y eficaz de medir con precisión el pH de su piscina

Ver otros artículos
12 consejos para ahorrar dinero en su piscina

 

 

Kit de prueba ph

Hay dos tipos de medidores de pH, medidores de agua digitales y kits de prueba colorimétricos. En el caso de los probadores digitales, también llamados medidores de pH electrónicos, hay una sonda que simplemente sumerges en el agua y una pantalla te muestra el pH del agua. Son relativamente efectivos. Los kits de prueba colorimétricos funcionan según el principio de la reacción química. Debes llenar un tubo de ensayo con agua de tu piscina, agregar el reactivo químico y luego comparar el color del líquido con la tarjeta de referencia para obtener tu pH.

 

Existen varias formas de medir el pH del agua de una piscina, pero la forma más común es utilizar un kit de prueba de pH. Estos kits suelen incluir una solución de comparación y un recipiente para recoger una muestra de agua de la piscina. Para realizar la prueba, siga los siguientes pasos:

  1. Recoja una muestra de agua de la piscina utilizando el recipiente suministrado en el kit de prueba.
  2. Añada la solución de comparación al recipiente con la muestra de agua. La cantidad de solución necesaria suele variar según el fabricante del kit de prueba, por lo que es importante seguir las instrucciones del fabricante.
  3. Compare el color de la solución con la escala de colores del kit de prueba. La escala suele incluir una serie de tonos que van desde el ácido hasta el alcalino, y cada uno de ellos corresponde a un rango de pH. Busque el tono que más se aproxime al color de la solución y lea el valor de pH correspondiente en la escala.
Ver otros artículos
Cómo limpiar una piscina

Es importante recordar que los kits de prueba de pH pueden no ser del todo precisos, por lo que es recomendable realizar varias pruebas y tomar un promedio de los resultados. Además, es importante seguir las instrucciones del fabricante al utilizar el kit de prueba para garantizar la precisión de los resultados.

 

Tiras reactivas de prueba

La tira reactiva es la herramienta ancestral para medir el pH. Simplemente sumérjalo en su piscina o spa por unos momentos para permitir que se produzca la reacción química. Después de sacarla del agua, la tira mostrará un cierto color, que corresponde a un nivel de pH.

Desafortunadamente, este método no es muy eficiente para un cálculo preciso y también es sensible a la temperatura ambiente, lo que puede alterar el resultado. Sin embargo, es un buen indicador de si el agua merece una mayor investigación.

 

 

Cómo interpretar los resultados de la prueba de pH

Una vez que haya realizado la prueba de pH y obtenido el valor del pH del agua de la piscina, es importante compararlo con el rango óptimo de 7,2 a 7,6. Si el pH se encuentra en este rango, no es necesario realizar ajustes. Sin embargo, si el pH está demasiado alto o demasiado bajo, es necesario utilizar productos químicos para ajustarlo. Los productos alcalinizantes se utilizan para elevar el pH, mientras que los productos acidificantes se utilizan para disminuir el pH. Es importante seguir las instrucciones del fabricante al utilizar estos productos y realizar pruebas periódicas del pH para asegurarse de que se mantenga en el rango óptimo.

Ver otros artículos
Cómo limpiar el fondo de la piscina