Aula Piscina

Mascotas y piscina

Mascotas y Piscinas

Contenido

Cuando llega el calor en primavera o verano, es hora de disfrutar de la piscina con tu amigo peludo para refrescarse de las altas temperaturas. Pero antes de darse un chapuzón, hay un par de cosas que debe tener en cuenta para garantizar una experiencia segura y divertida para todos.

Prepara la piscina para tu mascota

A tu perro le encanta nadar y a ti te encanta verlo disfrutar. Pero antes de que dejes que tu amigo peludo se bañe en la piscina, hay algunas cosas que debes hacer para asegurarte de que la experiencia sea segura y agradable para ambos.

Te mostramos cómo preparar la piscina para disfrutarla con tu perro:

  • Asegúrate de que el agua esté limpia. Esto puede parecer obvio, pero es importante asegurarse de que el agua de su piscina esté limpia y libre de bacterias o algas dañinas. Debes probar el agua con regularidad y aplicarle un choque según sea necesario.
  • Mantén el pH equilibrado. El nivel de pH del agua de tu piscina debe estar entre 7,2 y 7,6. Esto asegura que el agua no sea ni demasiado ácida ni demasiado alcalina, lo que puede ser dañino para tu perro (¡y para ti!). Prueba el nivel de pH regularmente y ajústalo según sea necesario.
  • Mantén los niveles de cloro. El cloro es esencial para mantener limpias las piscinas, pero también puede irritar la piel y los ojos de tu perro. Para evitar esto, asegúrate de mantener bajos los niveles de cloro en tu piscina. Puedes hacer esto usando un choque sin cloro o invirtiendo en un sistema de ozono que te permita mantener bajos los niveles de cloro.
  • Consigue un chaleco salvavidas para perros. Si tu perro no es un buen nadador, considera utilizar un chaleco salvavidas para perros. Esto les ayudará a mantenerse a flote y evitará cansarse mientras nadan.
  • Retira cualquier objeto afilado. Asegúrate de que la piscina no tenga bordes afilados u objetos que puedan lastimar a tu perro.
  • Retire los residuos del agua. Consigue un cepillo para piscinas o un skimmer para limpiar cualquier residuo que pueda haber caído al agua.
Ver otros artículos
¿El cloro mata el coronavirus? ¿Está mi piscina a salvo del COVID-19?

 

No todos los perros pueden o saben nadar

Si decides dejar que tu perro nade en una piscina, hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a mantenerlo a salvo.

  • Asegúrate de que tengan una forma de salir de la piscina si comienzan a tener problemas. Una rampa o escalera que sale del agua es ideal.

A algunos perros les encanta nadar y son grandes nadadores, mientras que otros pueden no estar tan cómodos en el agua.

  • Si no estás seguro de si a tu perro le gusta nadar, siempre puedes intentar llevarlo a darse un chapuzón en una piscina para niños o en la parte poco profunda de una piscina primero para ver cómo reacciona.

Vigila siempre a tu perro mientras nada.

  • Si ves que comienzan a tener problemas, sácalo inmediatamente del agua y sécalo con una toalla. También es una buena idea vigilar de cerca su respiración y frecuencia cardíaca, así como cualquier cambio en su comportamiento.

 

En caso de duda, consulta con tu veterinario

Si no estás seguro de si el agua de la piscina es segura para tu perro, habla con tu veterinario. Puede darte consejos más específicos basados ​​en la salud individual y la capacidad de natación del perro.

 

Cuidado del perro y de la piscina después de nadar

El pelo de perro y otros desechos pueden ensuciar tu piscina rápidamente. Debes limpiar la piscina con más frecuencia si el perro nada en ella, incluso si no parece que haya ensuciado demasiado.

Algunos consejos para mantener la piscina limpia cuando el perro la está usando:

 

  • Tener un perro en la piscina es como tener diez personas. Los perros pueden introducir materia fecal y bacterias en la piscina, así que choca la piscina después de que el perro nade.
  • Cepilla los lados y el fondo de la piscina regularmente con un cepillo de cerdas suaves para eliminar el pelo de perro u otros desechos.
  • Aspira la piscina con regularidad para recoger cualquier pequeño residuo que pueda haber pasado por alto con el cepillo.
  • Vacía las cestas del skimmer con frecuencia para evitar que se obstruyan con pelo de perro y otros desechos.
  • Comprueba los niveles de cloro y pH después de cada uso.
Ver otros artículos
Cómo afecta la lluvia al agua de la piscina

 

Hidrata a tu mascota

La natación es una excelente forma de ejercicio para los perros. Les ayuda a mantenerse en forma y saludables e incluso puede ser terapéutico para aquellos con problemas en las articulaciones. ¡Así que anímate y deja que tu perro disfrute de un chapuzón en la piscina! Solo asegúrate de proporcionarles abundante agua fresca para beber después de nadar.

 

Cubrir la piscina en invierno

No olvides tomar precauciones para tu perro durante los meses más fríos. Cierra y cubre la piscina durante el invierno para evitar accidentes.

Siguiendo estos sencillos consejos, podrás disfrutar de una temporada de piscina segura y divertida con tu amigo peludo a tu lado.