Aula Piscina

Cómo realizar paso a paso un choque a la piscina

Cómo realizar un tratamiento de choque a una piscina paso a paso

Contenido

Cuando el agua de nuestra piscina necesita una renovación profunda, un tratamiento de choque es la solución.

Este proceso ayuda a eliminar las impurezas y restaurar el agua cristalina y saludable para disfrutar al máximo del chapuzón.

¿Cuándo se debería realizar un tratamiento de choque a una piscina?

Para asegurar que el agua esté limpia, cristalina y segura, es necesario realizar un tratamiento de choque de manera regular. Veamos antes de nada los motivos por los que debes realizar este importante proceso en tu piscina.

Eliminar de impurezas acumuladas.

Con el tiempo, las piscinas acumulan una variedad de impurezas, como hojas, insectos, polvo, aceites corporales y productos químicos residuales. Estas impurezas pueden afectar la calidad del agua y promover el crecimiento de algas y bacterias. Un tratamiento de choque ayuda a eliminar y oxidar estas impurezas, dejando el agua más limpia y saludable.

Combatir las algas y bacterias.

Las algas y las bacterias son comunes en las piscinas, especialmente en climas cálidos. Estos microorganismos pueden causar problemas de salud, como irritación de la piel y enfermedades infecciosas. Un tratamiento de choque con cloro o productos químicos especializados mata y previene el crecimiento de algas y bacterias, asegurando un entorno de baño seguro.

Restaurar el equilibrio químico.

El agua de la piscina requiere un equilibrio químico adecuado para mantenerla en condiciones óptimas. Sin embargo, factores como la lluvia, el uso excesivo, la falta de mantenimiento y los cambios en la temperatura pueden alterar ese equilibrio. Un tratamiento de choque ayuda a restablecer los niveles adecuados de cloro, pH, alcalinidad y otros parámetros químicos esenciales.

Mejorar la claridad del agua.

¿Hay algo más atractivo que una piscina con agua cristalina y brillante? Un tratamiento de choque ayuda a aclarar el agua turbia y le da un aspecto más atractivo. Al eliminar las partículas suspendidas y las impurezas, el agua se vuelve más transparente, lo que te permite disfrutar de una piscina visualmente atractiva y apetecible.

Optimizar el funcionamiento del sistema de filtrado.

El tratamiento de choque también beneficia al sistema de filtrado de tu piscina. Al eliminar las impurezas y los contaminantes, se reduce la carga de trabajo del sistema de filtrado, mejorando su eficiencia y prolongando la vida útil de los equipos. Además, un agua limpia y bien tratada requiere menos esfuerzo y energía para mantenerse en condiciones óptimas.

Ver otros artículos
Cómo ahuyentar avispas de la piscina

 

Cómo realizar un tratamiento de choque a la piscina

Una vez que ya conocemos algunos de los motivos por los que debemos realizar un tratamiento de choque con cloro a nuestra piscina, a continuación, te explicaremos paso a paso cómo llevar a cabo este tratamiento de manera sencilla.

Reunir los materiales.

Para empezar, asegúrate de tener todos los materiales necesarios antes de comenzar el tratamiento de choque. Necesitarás cloro granulado, guantes de protección, una brocha de cerdas suaves, una red o desnatador para retirar hojas y suciedad, y un kit de pruebas de agua para medir los niveles.

 

 

Ajustar el pH.

Lo primero es ajustar el pH del agua. El pH del agua es crucial para el funcionamiento efectivo del tratamiento de choque.

Utiliza el kit de pruebas para medir el pH de la piscina. Si el pH es inferior a 7.2, añade incrementador de pH según las instrucciones del fabricante. Si el pH es superior a 7.8, agrega un reductor de pH para equilibrarlo adecuadamente.

 

Limpieza

Antes de comenzar el tratamiento de choque, retira todas las hojas, insectos y otros desechos con la red o desnatador. Luego, usa la brocha de cerdas suaves para cepillar las paredes y el fondo de la piscina. Esto ayudará a eliminar la suciedad incrustada y preparará la superficie para recibir el tratamiento.

Calcula la cantidad de cloro necesaria

Averigua la cantidad de cloro granulado que necesitarás para tu piscina. Sigue las instrucciones del fabricante para determinar la cantidad adecuada según el volumen de agua. Recuerda siempre leer las indicaciones y precauciones del producto antes de su uso.

Ejemplo: Veamos un ejemplo con el producto Tamar Cloro Choque Accion Rapida que puedes encontrar por ejemplo en Amazon.

Ver otros artículos
Presión baja o nula en el filtro de la piscina. ¿Qué sucede?

Instrucciones del fabricante cloro granulado de acción rápida para choque

Según las instrucciones del fabricante, para un tratamiento de choque serán necesarios entre 30 y 50 gr/m3 (gramos por cada metro cúbico de agua).

Necesitamos conocer el volumen de agua de la piscina.

Supongamos unos 20m3 de agua. Necesitaremos entonces 20m3 x (30 – 50) gr/m3 un total de entre 600 y 1000 gramos de Cloro

 

Disolver y distribuir el cloro.

En un recipiente aparte, disuelve el cloro granulado en agua. Luego, vierte la mezcla en diferentes áreas de la piscina para asegurarte de que se distribuya de manera uniforme. Esto garantizará que todo el agua reciba el tratamiento necesario.

Para la piscina del caso anterior, en un cubo disolvemos por ejemplo unos 600 gramos de cloro granulado. Una vez disuelto, y asegurándonos siempre que no haya nadie ya en la piscina, vamos vaciándolo alrededor del borde de la piscina mientras lo recorremos, de esta manera nos aseguramos que abarcamos la totalidad de la piscina

Esperar y filtrar

Una vez que hayas añadido el cloro, es hora de esperar. Deja que el cloro actúe en el agua durante al menos 8 horas. Durante este tiempo, asegúrate de que la bomba de filtrado esté en funcionamiento para que el agua circule y se limpie adecuadamente.

Verificar los niveles

Después de esperar el tiempo recomendado, utiliza nuevamente el kit de pruebas para medir los niveles de cloro y pH en tu piscina. Asegúrate de que estén dentro de los rangos recomendados. Si es necesario, realiza los ajustes correspondientes para equilibrar el agua.

Mantenimiento continuo

Recuerda que el tratamiento de choque es un paso inicial para revitalizar tu piscina, pero el mantenimiento regular es clave para mantenerla en óptimas condiciones.

Asegúrate de seguir las recomendaciones del fabricante para el cuidado diario del agua, como el uso de desinfectantes y algicidas.

 

¿Por qué es mejor hacer el tratamiento de choque por la noche?

Ahora que has aprendido los pasos para realizar un tratamiento de choque, es importante destacar por qué es preferible llevar a cabo este proceso por la noche. Aquí tienes algunas razones:

  1. Menor exposición solar: Durante el día, el sol puede reducir la efectividad del cloro al descomponerlo más rápidamente. Al realizar el tratamiento de choque por la noche, evitas esta degradación prematura y permites que el cloro actúe durante más tiempo.
  2. Menor evaporación: El calor del sol durante el día puede acelerar la evaporación del agua de la piscina. Al hacer el tratamiento de choque por la noche, la temperatura es más fresca y hay menos pérdida de agua por evaporación, lo que ayuda a mantener los niveles químicos adecuados.
  3. No hay bañistas: Por la noche, es menos probable que los nadadores estén utilizando la piscina. Esto evita la interrupción del proceso de tratamiento y garantiza que el cloro se distribuya de manera uniforme en toda el agua sin ser diluido por la actividad de baño. Además de la seguridad para los mismos
  4. Mayor tiempo de circulación: Durante la noche, la piscina suele estar en reposo y la bomba de filtrado puede funcionar durante un período más prolongado. Esto proporciona una mejor circulación del agua y ayuda a que el cloro se mezcle de manera más eficiente, mejorando la eficacia del tratamiento.
Ver otros artículos
Por qué hay arena en tu piscina y cómo sacarla

Recuerda que, aunque es recomendable hacer el tratamiento de choque por la noche, si por alguna razón no puedes realizarlo en ese momento, no es un impedimento absoluto. Lo más importante es seguir los pasos adecuados y mantener los niveles de cloro y pH bajo control para asegurar una piscina limpia y segura.

 

Conclusión

Realizar un tratamiento de choque en tu piscina es esencial para mantenerla en óptimas condiciones. Sigue los pasos mencionados anteriormente y asegúrate de realizar un mantenimiento regular para disfrutar de un agua cristalina y saludable. Recuerda, hacer el tratamiento de choque por la noche puede brindar beneficios adicionales, pero lo más importante es mantener un equilibrio químico adecuado en todo momento. ¡Disfruta de tu piscina y sumérgete en el placer del verano!