Aula Piscina

Problemas comunes bomba piscina

Cómo solucionar problemas comunes de la bomba de la piscina

Contenido

La bomba de la piscina es un elemento clave en el funcionamiento de cualquier piscina. Es la encargada de mantener el agua en movimiento, lo que ayuda a mantenerla limpia y libre de bacterias. Sin embargo, como cualquier otro componente, la bomba de la piscina puede presentar problemas de vez en cuando. A continuación, te mostramos algunos de los problemas más comunes que pueden surgir en la bomba de la piscina y cómo solucionarlos.

 

La bomba no enciende

Si la bomba de la piscina no enciende, lo primero que debes hacer es asegurarte de que está correctamente conectada y que el interruptor de la bomba está encendido. Si todo parece estar en orden, es posible que el problema sea un fusible quemado o un interruptor del cuadro eléctrico que haya «saltado». En este caso, debes revisar los fusibles y el interruptor del cuadro eléctrico y reemplazarlos si fuese necesario.

Si la bomba sigue sin encender, es posible que el problema sea un motor defectuoso o una mala conexión en el cableado. En este caso, es recomendable que contactes a un profesional para que lo revise.

 

La bomba hace ruido

Si la bomba de la piscina hace ruido, es posible que esté obstruida por alguna suciedad o escombros. En este caso, debes apagar la bomba y retirar cualquier objeto extraño que encuentres en el interior.

Si la bomba sigue haciendo ruido después de retirar los objetos extraños, es posible que el problema sea un rodamiento defectuoso. En este caso, debes contactar a un profesional para que lo revise y reemplace si es necesario.

Ver otros artículos
Cómo quitar el verdín de las paredes de la piscina

Verifica también que la bomba esté nivelada y que los soportes de la bomba estén ajustados correctamente.

 

La bomba pierde presión

Si la bomba de la piscina pierde presión, es posible que el filtro esté sucio y necesite ser limpiado o reemplazado. También puede ser que el sello mecánico esté desgastado o dañado, lo que hace que pierda agua. Si este es el caso, debes contactar a un profesional para que lo repare o reemplace.

 

La bomba no filtra adecuadamente

Si la bomba de la piscina no filtra adecuadamente, es posible que el tamaño del filtro no sea el adecuado para la piscina o que el filtro esté sucio y necesite ser limpiado o reemplazado. También es posible que el flujo de agua esté obstruido por alguna suciedad o escombros. En este caso, debes apagar la bomba y retirar cualquier objeto extraño que encuentres en el interior.

 

La bomba no aspira agua

Si la bomba no está aspirando agua, primero verifica que el skimmer y la canasta del skimmer estén limpios. Si están obstruidos, pueden impedir el flujo de agua a la bomba. Si el skimmer y la canasta están limpios, puede haber un bloqueo en la tubería de succión o un problema en el sello mecánico de la bomba. En este caso, es recomendable que consultes a un profesional especializado en piscinas para que verifique y repare la bomba.

 

La bomba pierde agua

Si la bomba está perdiendo agua, puede haber un problema en el sello mecánico o en la tubería de succión. Verifica si hay fugas en la tubería y si el sello mecánico está dañado o desgastado. Si el problema persiste, es recomendable que consultes a un profesional especializado en piscinas para que verifique y repare la bomba.

Ver otros artículos
Choque de piscina Vs cloro: ¿hay alguna diferencia?

 

La bomba se sobrecalienta.

Si la bomba se calienta, puede ser un problema en el motor de la bomba o en el sistema de enfriamiento. Verifica si el sistema de enfriamiento está obstruido o si el motor está sobrecargado. Si el problema persiste, es recomendable que consultes a un profesional especializado en piscinas para que verifique y repare la bomba.

 

Resumiendo, la bomba de la piscina es un elemento clave en el funcionamiento de cualquier piscina y puede presentar problemas de vez en cuando. Algunos de los problemas más comunes son que la bomba no encienda, que haga ruido, que pierda presión, que no filtre adecuadamente, que se sobrecaliente, etc.

En la mayoría de los casos, estos problemas se pueden solucionar mediante la limpieza o el reemplazo de algunos componentes. Si no estás seguro de cómo solucionar un problema en particular, es recomendable que consultes a un profesional especializado en piscinas para que lo solucione. La reparación de la bomba puede ser peligrosa y requiere conocimientos técnicos avanzados. Además, una reparación incorrecta puede dañar la bomba y poner en riesgo la seguridad de las personas que usan la piscina.