Aula Piscina

Aumentar alcalinidad agua piscina

Cómo aumentar la alcalinidad del agua de la piscina

Contenido

¿Tienes problemas con el agua de tu piscina? ¿Has notado que el agua está demasiado ácida? Si es así, es probable que necesites aumentar la alcalinidad del agua. En este artículo, te enseñaremos todo lo que necesitas saber para aumentar la alcalinidad del agua de tu piscina.

¿Qué es la alcalinidad del agua de la piscina?

La alcalinidad del agua de la piscina es la capacidad del agua para resistir cambios en el pH. El pH es una medida de la acidez o la alcalinidad del agua. La alcalinidad se mide en partes por millón (ppm) y debería estar entre 80 y 120 ppm para una piscina bien equilibrada.

Si la alcalinidad es demasiado baja, el pH del agua de la piscina puede fluctuar drásticamente. Esto puede hacer que el agua de la piscina sea demasiado ácida, lo que puede dañar el equipo de la piscina, irritar los ojos y la piel, y hacer que el agua de la piscina sea desagradable para nadar. Afortunadamente, aumentar la alcalinidad del agua de la piscina es bastante fácil.

Cómo aumentar la alcalinidad del agua de la piscina

Prueba el agua de la piscina

Antes de hacer cualquier cosa, debes probar el agua de la piscina para determinar la alcalinidad actual. Puedes hacer esto utilizando un kit de prueba de alcalinidad de agua para piscina. Estos kits se pueden comprar en tiendas de suministros de piscinas y son muy fáciles de usar.

Ver otros artículos
Cómo eliminar las algas muertas de la piscina

Agrega bicarbonato de sodio

Si la alcalinidad del agua de la piscina es demasiado baja, puedes aumentarla añadiendo bicarbonato de sodio. Para hacer esto, necesitarás saber la cantidad de bicarbonato de sodio necesaria para aumentar la alcalinidad a la cantidad adecuada. La cantidad necesaria dependerá del tamaño de tu piscina y de la cantidad actual de alcalinidad.

Añade el bicarbonato de sodio

Una vez que sepas cuánto bicarbonato de sodio necesitas, puedes añadirlo directamente al agua de la piscina. Asegúrate de agregar el bicarbonato de sodio a la piscina en pequeñas cantidades, de esta manera, puedes asegurarte de que la alcalinidad del agua se aumente gradualmente.

Espera y vuelve a probar el agua de la piscina

Después de haber agregado el bicarbonato de sodio, deberás esperar un par de horas antes de volver a probar el agua de la piscina. Es importante esperar para dar tiempo al bicarbonato de sodio para que se disuelva y se mezcle adecuadamente en el agua de la piscina. Una vez que hayas esperado lo suficiente, vuelve a probar el agua para ver si la alcalinidad ha aumentado a la cantidad deseada.

Repite el proceso si es necesario

Si la alcalinidad del agua de la piscina aún es demasiado baja, repite el proceso hasta que la alcalinidad esté dentro del rango deseado. Recuerda, es importante aumentar la alcalinidad gradualmente para evitar cambios bruscos en el pH del agua de la piscina.

 

Conclusiones

Aumentar la alcalinidad del agua de la piscina es un proceso simple que puede mejorar significativamente la calidad del agua de la piscina. Recuerda siempre probar el agua de la piscina antes de agregar cualquier producto químico y hacerlo en pequeñas cantidades para evitar cambios drásticos en el pH del agua de la piscina.

Ver otros artículos
El manómetro del filtro de la piscina

Además, mantener la alcalinidad del agua de la piscina en el rango adecuado es importante para proteger la salud de los nadadores y prolongar la vida útil del equipo de la piscina. Si tienes problemas para mantener el equilibrio químico de tu piscina, considera contratar a un profesional para que te ayude a mantener tu piscina en óptimas condiciones.