Aula Piscina

Cómo echar sal a la piscina

Cómo echar sal a la piscina

Contenido

Si tiene una nueva y flamante piscina de agua salada, probablemente tenga preguntas sobre cómo agregar sal a su piscina. ¿Cómo encuentra la combinación adecuada para desinfectarlo de manera efectiva y es suficiente sal? Los beneficios de la cloración salina son bastante extensos, y es más fácil cuando sabe cómo y por qué la sal mantiene el agua de su piscina brillante y limpia.

Si prefiere ahorrarse tiempo y esfuerzo, siempre puede contratar los servicios de un especialista, de lo contrario, aquí hay algunos pasos simples para ayudarlo a encontrar el equipo adecuado, elegir un producto de sal adecuado y aprender cuánta sal agregar al agua de la piscina para equilibrar perfectamente los niveles de salinidad.

 

¿Por qué echar sal a la piscina?

Un clorador salino genera el cloro mediante el proceso de electrólisis a través de la celda de sal.

El clorador agrega cloro al agua de su piscina de forma lenta y segura, y utiliza una concentración medida de sal que desinfecta el agua de la piscina de manera efectiva.

Un clorador de sal ofrece varias ventajas sobre el cloro y el bromo comprados en tiendas:

  • No hay necesidad de almacenar cloro o bromo hasta que su piscina lo necesite. Eliminando así el riesgo de incendio o corrosión por productos químicos líquidos.
  • Puede ahorrar dinero usando sal.
  • Puede ser más fácil controlar el nivel de cloro de su piscina con precisión generando cloro según sea necesario, ya que el cloro líquido almacenado se degradará rápidamente en climas cálidos

Nota: la sal común de mesa tiene aditivos que no son adecuados para el uso en piscinas.

Saber cómo agregar sal a su piscina puede ahorrar dinero y evitar muchas molestias. Los sistemas de agua salada no pueden funcionar con una piscina sobre el suelo hecha de metales que podrían corroerse, pero funcionan en casi todos los demás entornos. ¿Por qué no cambiar las tareas de mantenimiento de su piscina a la cloración salina y disfrutar más de la piscina? y mantener su mejor aspecto.

Ver otros artículos
Mantenimiento de una piscina de agua salada

 

Cómo agregar sal a la piscina

A continuación, repasamos una guía general sobre cómo agregar sal a su piscina. Sin embargo, cada piscina tiene requisitos de equilibrio ligeramente diferentes.

¿Quiere una piscina segura y atractiva para que usted y su familia disfruten? Siga estos siete sencillos pasos de mantenimiento de piscinas de agua salada para aprovechar al máximo su clorador salino.

 

Seleccione el clorador adecuado

Un clorador adecuado debería poder manejar la capacidad de su piscina. Elija un clorador con una capacidad de al menos 1,5 veces la de su piscina para estar seguro. Por ejemplo, si tu piscina es de 40.000 litros (40m3), necesitas un clorador de 60.000 – 80.000 litros (60 -80 m3 ).

 

Compre la sal de piscina adecuada

Un clorador de sal requiere grados específicos y la sal de mesa suele ser una mala idea. Los fabricantes suelen fortificar la sal de mesa con yodo y otros aditivos, pero una piscina necesita una sal con una pureza de al menos el 99 %. Asegúrese de comprar sal diseñada específicamente para cloradores de sal y lea la etiqueta cuidadosamente.

 

 

Aprenda a medir los niveles de sal en su piscina

La forma más fácil de medir el nivel de sal es usando una tira reactiva para piscinas de agua salada, aunque puede que no sea la más precisa. Su profesional de la piscina utilizará equipos de prueba que involucran una prueba electrónica de sal, que proporciona una medición más cercana para garantizar que sea menos probable que ocurra una dosificación excesiva o insuficiente. Recoja una muestra de la zona más tranquila de la piscina (lejos de retornos de piscina o skimmers) y recoja agua a 50 cm por debajo de la superficie. Lo mejor es hacer esto sujetando el recipiente boca abajo y empujándolo a la profundidad deseada antes de recoger la muestra. Recuerde, la precisión es clave al medir el nivel de sal correcto para su piscina.

Ver otros artículos
Cómo elegir el clorador salino adecuado para su piscina

 

 

Calcule la cantidad de sal que debe agregar a su piscina

Una calculadora podría ayudar en este paso, ya que necesita usar el volumen de agua de la piscina para calcular el requerimiento de sal. Una regla sencilla es añadir cuatro kilogramos de sal por cada mil litros (1 m3) de agua. Una piscina de 40.000 litros necesitaría 160 kg de sal.

Si su piscina ya tiene algo de sal, no tendrá que comprar mucha, así que verifique sus cálculos de nivel de sal de antemano. Cuando haya descubierto los niveles y haya comprado lo que necesita, puede pasar a cómo agregar sal a su piscina correctamente.

 

Apague el clorador salino

Cuando esté listo para comenzar, deberá apagar el clorador de sal antes de agregar sal al agua de la piscina. No vuelvas a encenderlo hasta que la sal alcance la concentración adecuada; si el clorador de sal está funcionando antes de disolver la sal, la piscina tendrá una concentración de sal desigual. Los niveles bajos de sal también impiden que el clorador haga su trabajo, y los niveles altos afectan el sabor del agua y pueden apagar la celda de sal como medida de protección.

 

Agregue sal a la piscina

Siempre es mejor agregar la sal gradualmente en el extremo poco profundo de la piscina. Se tarda unas veinticuatro horas en disolverse lo suficiente, por lo que es útil dejar la bomba encendida durante este proceso. Pruebe el nivel de sal del agua periódicamente hasta que alcance 3500 ppm o el nivel requerido según lo establecido en las instrucciones del fabricante.

Ver otros artículos
Química de la piscina de agua salada

 

Encienda el Clorador de Sal

El clorador de sal utilizará la electrólisis para convertir la sal en cloro gaseoso, proporcionando de manera constante y segura el nivel de cloro adecuado para desinfectar su piscina. Su clorador podría incluso tener un sensor para controlar los niveles de sal y cloro. De lo contrario, verifique los niveles con tiras reactivas o kits. Nunca confíe solo en el clorador para proporcionar el nivel de sal requerido para su piscina, en caso de que la celda o el clorador estén defectuosos.

 

Siguiendo estos sencillos pasos no tendrá problemas en ajustar usted mismo los niveles de sal de su piscina.